Hallan un antídoto contra superbacterias que podrían matar a millones de personas

02/01/2019 Mundo

Una desconocida cepa de bacteria encontrada en el suelo de Irlanda ha demostrado ser efectiva contra cuatro de las seis principales superbacterias, llamadas así por ser resistentes a los antibióticos.

Estas superbacterias podrían matar hasta 1,3 millones de personas en Europa para 2050, y para la Organización Mundial de la Salud (OMS) representa “una de las mayores amenazas para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo actual”.

La cepa fue descubierta en el suelo analizado en un área de Fermanagh, en Irlanda del Norte, que se conoce como las Tierras Altas de Boho. Es un área de pastizales alcalinos y se dice que tiene propiedades curativas.

El descubrimiento fue realizado por un equipo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Swansea, radicada en Gales, compuesto por investigadores de ese país además de Brasil, Irak e Irlanda del Norte. El profesor Paul, integrante del equipo de investigación, dijo que “esta nueva cepa de bacterias es efectiva contra 4 de los 6 principales agentes patógenos que son resistentes a los antibióticos, incluido el MRSA. Nuestro descubrimiento es un importante paso adelante en la lucha contra la resistencia a los antibióticos”.

Los principales hallazgos de la investigación fueron que la cepa de Streptomyces recientemente identificada inhibió el crecimiento de cuatro de los seis principales patógenos multirresistentes identificados por la OMS como responsables de las infecciones asociadas a la atención médica: Enterococcus faecium resistente a la vancomicina (VRE), Staphylococcus aureus resistente a la vancomicina (MRSA), neumonía por Klebsiella y resistente al carbenepenem Acinetobacter baumanii.

También inhibe bacterias gram positivas y gram negativas, que difieren en la estructura de su pared celular; generalmente las bacterias gram negativas son más resistentes a los antibióticos.

La búsqueda de antibióticos de reemplazo para combatir la resistencia múltiple ha llevado a los investigadores a explorar nuevas fuentes, incluidas las medicinas populares: un campo de estudio conocido como etnofarmacología.

Aún no está claro qué componente de la nueva cepa impide el crecimiento de los patógenos, pero el equipo ya está investigando esto.

“Nuestros resultados muestran que vale la pena investigar el folclore y las medicinas tradicionales en la búsqueda de nuevos antibióticos. Los científicos, los historiadores y los arqueólogos pueden tener algo que contribuir a esta tarea. Parece que parte de la respuesta a este problema tan moderno podría estar en la sabiduría del pasado”, concluyó.

Fuente: Clarín.


Autor:

Otras Noticias que pueden interesarte