Cáncer de riñón: tratamiento reduce 31% el riesgo de muerte

20/10/2019 Salud

El cáncer de riñón es el quinto más frecuente en nuestro país, detrás del de mama, colon, próstata y pulmón, según datos del Instituto Nacional del Cáncer (INC). Se registran cada año 5.000 casos nuevos y mueren alrededor de 2.300 personas anualmente por esta causa. Una combinación de drogas lanzada hace poco más de 20 días en Argentina supone una esperanza de mayor sobrevida y calidad de vida para los pacientes diagnosticados recientemente con esta patología.

Es un tratamiento que combina la estimulación del sistema inmune para que ataque a las células cancerígenas, con una terapia dirigida, que frena la formación de los vasos sanguíneos que alimentan al tumor. Con ello reduce en un 31% el riesgo de muerte.

Fue aprobada recientemente por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (Anmat) para su uso en primera línea en pacientes con carcinoma avanzado de células renales, que representa el 90% de los casos de los que entre un 20% y un 30% se diagnostica en etapas avanzadas, y entre quienes se detecta en manera precoz, un 30% desarrollará metástasis en el tiempo. La tasa de sobrevida es de aproximadamente el 12%.

Combinación beneficiosa Esta combinación desarrollada por los laboratorios Merck y Pfizer consiste en la utilización de dos drogas: una inmunoterapia, avelumab, y una terapia dirigida, axitinib. El primero, es un inhibidor de las proteínas PD1 y PDL1 que actúa entrenando al sistema inmunológico para que reconozca y ataque a las células cancerígenas. El axitinib contribuye a frenar la formación de nuevos vasos sanguíneos que alimenten y permitan el crecimiento del tumor.

“La terapia está dirigida a pacientes con cáncer de riñón metastásico con células claras y vírgenes de tratamiento”, indicó el oncólogo Juan Pablo Sade, de la Unidad Genito-Urinaria del Instituto Alexander Fleming y del Hospital Universitario Austral. “Se ha demostrado que la actividad conjunta de ambas medicaciones logra una sinergia que permite alcanzar duplicar la tasa de respuesta, muchas de ellas duraderas, con importantes resultados a favor de aquellos pacientes que transitan por este estadío de la enfermedad”, precisó Sade sobre el nuevo tratamiento.

“La utilización de este tratamiento duplica la chance de respuesta tumoral”, precisó por su parte Juan José Zarbá, jefe del servicio de oncología del Hospital Zenón Santillán de Tucumán. Leandro Casal, gerente de acceso de Merck, comentó que en Argentina ya son tres los pacientes que están recibiendo el tratamiento en virtud de negociaciones directas con los financiadores, de los tres segmentos del sistema; obras sociales, prepagas y público. “Trabajamos caso por caso”, señalaron.

Factores de riesgo Los especialistas destacaron que son factores de riesgo para desarrollar cáncer renal el tabaquismo, la obesidad y la hipertensión arterial. Se diagnostica generalmente entre los 50 y los 70 años, con mayor predominancia en el sexo masculino (promedio 55 años), y los principales síntomas que permiten sospecharlo son dolor persistente al costado del abdomen o en la espalda baja, un bulto en aquellas zonas, sangre en la orina, descenso involuntario de peso, pérdida de apetito, fiebre persistente no causada por una infección, fatiga y anemia. No se ha desarrollado hasta el momento un estudio de detección preventiva como sucede con las mamografías en el caso del cáncer de mama.

Referente del Nordeste El equipo de acelerador lineal sirve para realizar estudios de radioterapia y Misiones se convirtió en la única institución pública del Nordeste en brindar este servicio en forma gratuita. En la actualidad, según las estadísticas que maneja el Instituto Misionero del Cáncer, necesitan radiación entre 40 y 60 pacientes por día y los tratamientos varían entre cinco y siete semanas. “Eso si nos ponemos a pensar en los pacientes que hacen radioterapia en Misiones, sin obra social; pero en total son cerca de 100 pacientes por día lo cual para un aparato es mucho. Por eso, este equipo en el sector público mejora el acceso, la atención”, enfatizó el responsable del Instituto Misionero del Cáncer, Ángel D’Annunzio.

“Nosotros -refiriéndose al equipo médico- consideramos esto el mayor logro que vamos a tener en nuestra vida profesional. Montar un equipo de radioterapia de manera independiente, siendo toda la logística del Parque de la Salud, es un orgullo porque es 100 por ciento misionero. Los técnicos que van a trabajar acá son radiólogos que se entrenaron en Entre Ríos, es un proyecto que se hizo con mucha seriedad”, detalló. Se trata de un equipo de radioterapia externa que ataca la célula cancerígena; consiste en una terapia complementaria a la cirugía y a la quimioterapia. El instituto cuenta hoy con equipamiento de radioterapia, braquiterapia y dosimetría.

(El Territorio)


Autor:

Otras Noticias que pueden interesarte