Por un 30 de Octubre como el del ´83, sin grieta, sin anti y sumando consensos/Por Maurice Closs

31/10/2019 Opinion

El 30 de Octubre de 1983 ha de ser de esos días que me han marcado en el filo de mi niñez. La vuelta de la democracia, los actos en la 9 de julio, y para mí lo más épico, el acto en la Bajada Vieja de Posadas. Preámbulo en sus labios, Don Raúl llevaba el Alfonsinazo a todo el País.

Era una época donde parecía que desaparecía ese esquema de anti radicales y anti peronistas. Había ganado el radicalismo, era un dato, pero en realidad habíamos ganado todos, volvía la Democracia.

Con idas y vueltas el bipartidismo fue mutando en la Argentina, y Alianza de por medio, llegamos a un tiempo de 5 presidentes y un volver a empezar. En el 2003 desde Misiones iniciamos un tiempo muy especial, siendo Presidente del Comité Provincial de Misiones, nos animamos a sumarnos a un Proyecto nuevo que sumaba Radicales, Peronistas e Independientes bajo un mismo sueño. Los Radicales también se sumaban en esos tiempos a la esperanza y la apertura que generaba Néstor Kirchner. Asomaba la transversalidad y con ella una Fórmula nacional encabezada por la Compañera CFK y secundada por el Correligionario Cobos.

En ese año, ese clima y momentum de la política, me permitió ser electo Gobernador de Misiones y suceder como Correligionario Renovador al Compañero Carlos Rovira, quien fuera el que nos invitó a sumarnos a esta gesta.

La 125 fue un quiebre, el voto No Positivo hirió la transversalidad y mucho del radicalismo que se había sumado al gobierno, empezaba a buscar nuevos horizontes. La Reelección de CFK es el último momento donde pudimos ver a muchos radicales salirse del sello de la UCR y acompañar a nuestro proyecto.

Sin el voto de tantos radicales no hubiéramos podido conseguir reelecciones con números tan holgados. Luego de Gualeguaychú muchos me preguntaban que opinaba del paso dado por la UCR de acompañar orgánicamente a Mauricio Macri, yendo a una interna con resultado cierto. Para ese tiempo decía que sentía respeto por esa decisión, puesto que era lógico en política imaginar estrategias y acuerdos para acceder al Poder. Paso el tiempo y luego de ver a Macri gobernar, cada día empecé a preguntarme porque los Radicales orgánicos seguían con un gobierno de estas características, y todavía me sigo preguntando lo mismo.

Las elecciones ya pasaron, los Radicales que seguimos en el mismo lugar desde 2003 estamos felices con el triunfo de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, ahora, también está elección debe servir para sumar y cerrar la grieta, y a la luz de los resultados, pareciera que una buena parte del Radicalismo, la mayoría, se quedó junto a Macri pese a tanto y pese a todo.

¿Cuál fue la causa para que el votante radical haya vuelto a confiar en quien no le dio lugar, no le cumplió y los defraudó?

Creo saber la respuesta, y lo digo humildemente por haber hablado con tantos correligionarios que nos supieron acompañar en aquellos tiempos, pero en estos, y con la nariz tapada muchos, siguieron con Macri. Y la respuesta es que volvió a florecer el anti peronismo. Macri, que vino a cerrar la grieta, ante los fracasos de su gobierno decidió agigantar la grieta. Y lo hizo con estrategias por todos conocidas, pero por sobre todo, con un fuerte sesgo anti peronista de su mito de Gobierno y de su forma de hacer política.

Los Fernández han sido electos, y seguramente el éxito de su gestión será medido por datos como el crecimiento de la economía, la disminución de la pobreza, el funcionamiento de las instituciones y tantos otros datos más.

Permítanme afirmar que, un dato que va a mostrar el éxito de la gestión también será la cicatrización de la grieta. Sin grieta, los anti deben quedar como marginales, el odio como residual y los consensos y acuerdos deben saltar los límites orgánicos o pseudo ideológicos.

El éxito del gobierno que viene también podrá ser medido por la capacidad de lograr ampliar su base de apoyo, por lograr volver a sumar a otros sectores, y porque no, a recuperar a miles o millones de Radicales que nos supieron acompañar en esos tiempos.

Que este 30 de Octubre se parezca en eso a aquel lejano del ’83. Que sea el inicio del final de la grieta, de los anti…

Que sea el Principio de un Nuevo Tiempo donde la Democracia no sólo haya servido para elegir un Gobierno, sino que haya servido también para elegir un Gobierno de Éxitos para el Pueblo Argentino.

Por MAURICE CLOSS Senador Nacional y ex gobernador de Misiones


Autor:

Otras Noticias que pueden interesarte