Multimedios Genesis Multimedios Genesis

VIVO1

Para la Nación, los contagios se dan en reuniones sociales y no en el trabajo

Ante el inicio de la Semana Santa, infectólogos y epidemiólogos piden que si hay encuentros sean respetando las medidas sanitarias vigentes y ya conocidas.

Salud 31 de marzo de 2021 Redaccion Multimedios Genesis Redaccion Multimedios Genesis
_115009806_gettyimages-1208729235

A horas de un intenso movimiento por el feriado extra largo de Semana Santa, los expertos en materia sanitaria y epidemiológica piden evitar tener reuniones sociales, sobre todo en lugares cerrados, para así evitar la propagación del Covid-19.

El mensaje emanó de infectólogos que asesoran al Poder Ejecutivo Nacional en la toma de decisiones ante el avance de la pandemia. La idea, dijeron, es evitar una disparada de contagios y así una eventual saturación de los centros de salud y dar lugar a que continúe el proceso de vacunación.

 
“Tenemos que tener nuestra propia conducta independientemente de lo que pase en la frontera, porque en la medida que el virus circule y si creemos que porque estamos vacunando no nos tenemos que cuidar, corremos el riesgo de generar variantes locales. La vacunación es un paso extraordinario e importante pero con eso solo no alcanza”, señaló el médico infectólogo, Pedro Cahn.

 
Además insistió en que la situación sanitaria “es dinámica y al día de hoy no hay motivo para pensar en una cuarentena estricta ni en el retorno a la fase I”.

 
De su lado, la infectóloga pediátrica Ángela Gentile, añadió que “el lugar cerrado y sin ventilación es muy contagiador. Cuando uno recomienda cumplir protocolos no es para Semana Santa solamente, la idea es que sigamos trabajando con protocolos, con las actividades abiertas pero esto es un día a día, la situación es dinámica. Cada país o región tiene su realidad”.

Se puso especial énfasis en las actividades sociales ya que, según los especialistas, los focos o brotes de contagio no se dieron en los lugares de trabajo o tareas protocolizadas sino donde hay encuentros sin respetar las medidas de distancia, se comparten vasos o no se usa barbijo como una reunión familiar o fiestas clandestinas.

 
“El problema no son las actividades formales sino las informales, el problema no es la fábrica ni el comercio sino las actividades sociales que se hacen alrededor”, afirmó Cahn a lo que el médico infectólogo Gustavo Lopardo añadió: “En los últimos tiempos no vimos que los lugares de trabajo hayan traído brotes, por el contrario, en líneas generales los brotes tienen que ver actividades sociales”.

En ese marco, habló sobre lo que se espera para la Semana Santa. “Para los argentinos es un momento singular, es un momento de viaje, de encuentro con la familia y los amigos y todo eso puede ocurrir, pero con cuidados. Hay una herramienta para luchar que es la vacuna, pero tenemos una amenaza que son las nuevas cepas que pueden ser más transmisibles o más letales. Por eso necesitamos evitar diseminar el virus. Hoy estamos teniendo un incremento, pero no miramos un solo día porque el lunes siempre van a haber más casos que el domingo, miramos un periodo de por lo menos 15 días y claramente hay un incremento en la mayoría de las regiones del país. Pero no necesariamente quiere decir que se comporte como una segunda ola”, explicó Lopardo.

 
Y sobre la versión que el aumento de contagios se debe a la vuelta a la actividad presencial en las escuelas, Gentile sostuvo: “El coronavirus se puede controlar con los cuidados, la escuela no es un centro de contagios, la escuela es un espejo de lo que pasa en la comunidad y si nos cuidamos la presencialidad de los chicos puede seguir perfectamente bien”.

 
Dispersar

 
“Las variantes de coronavirus se van a dispersar por todo el mundo, es imposible evitarlo”, aseguró por su parte Tomás Orduna, jefe de Medicina Tropical del Hospital Muñiz, y quien participó de la reunión del Comité de expertos.

 
Ante ese panorama, Orduna agregó que lo importante es “retrasar la dispersión” de las distintas variantes y que por eso resulta clave el haber restringido los viajes al exterior, ya que “no es lo mismo que lleguen mil personas positivas a que lleguen con un cuentagotas”.

 
Ante el inicio del fin de semana largo, dijo que la “Semana Santa invita a cuatro días de jolgorio”, por eso advirtió que “la medida de prevención primaria es mantener la distancia, y eso no es algo que hace el Estado, lo hago yo”.

 
“Lo importante es tener una Semana Santa en salud, no importa si estoy en mi barrio o me voy a 500 kilómetros, el distanciamiento social es la clave para que no tengamos después una post Semana Santa que lamentar”, destacó.

 
“Hay que evitar a toda costa los viajes, no es un buen momento para viajar”, pidió Florencia Cahn, subdirectora médica de la Fundación Huésped.

 
La especialista afirmó: “En el ámbito laboral, en la escuela puede haber algún caso pero la gran parte de los contagios se dan en los momentos recreativos, en las juntadas, en los bares en los boliches, por estar mucha gente junta”.

 
En la misma línea, Javier Farina, miembro del Comité asesor del gobierno durante la pandemia, sostuvo que “lo que hay que priorizar es la presencialidad y no una pijamada, ir todos juntos a comer o quedarnos en la puerta del colegio charlando con otro papá”.

 
Farina describió la situación de la pandemia en Argentina y aseguró que “la tendencia es marcada, la curva es en ascenso, principalmente en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), nuevamente como el año pasado, el Amba aparece como eje inicial del brote ya que en los últimos dos días superó al resto del país completo, lo cual marca bien la tendencia”.

 
Tanto Cahn como Farina expresaron su preocupación por que la llegada de nuevas variantes coincide con un relajamiento en las medidas de prevención.

 
“Cada vez veo más gente con el barbijo debajo de la nariz”, sostuvo Cahn, mientras que Farina señaló que “lo que estoy viendo cada vez más es que la gente se lo saca para hablar”.

 
En tanto que pidió que “no menospreciemos las nuevas variantes, en especial la P1, la de Manaos, que es una variante que está haciendo estragos en Brasil, en Uruguay”.

 
Como recomendación resaltó evitar las “tres C”: los espacios cerrados, espacios concurridos, y espacios con contacto estrecho con no convivientes. “Todos somos parte de frenar el brote”, resumió. (El Territorio)

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter