Multimediosgenesis Multimediosgenesis

VIVO

Las empresas fúnebres de la provincia implementarán un sistema de velatorios online 

El  presidente de la Cámara de Empresarios Fúnebres de la provincia, Néstor Melgarejo, en diálogo con Radio Génesis contó cómo será el servicio de velatorios a través de la red, el objetivo es que allegados que no puedan ingresar a la sala o estén en sitios alejados puedan acompañar a los familiares del fallecido. 

Provincia 27 de agosto de 2020 Redaccion Multimedios Genesis Redaccion Multimedios Genesis
funebres-1

El empresario comentó que la idea se está gestando desde hace bastante tiempo y la pandemia aceleró la necesidad de implementar el servicio ya que se han establecido protocolos que no permiten la asistencia de más de cinco personas.  


“Todas las empresas analizamos utilizar una plataforma para participar en un sepelio. Estudiamos la posibilidad de poder interactuar a través de una pantalla, ya que consideramos que al  poner una cámara fija, aunque no se esté usando, la familia puede pensar que estamos invadiendo su privacidad, porque no saben si la estamos filmando o no”, explicó Melgarejo. 


Agregó: “La mayoría de las funerarias tienen una capilla donde está el féretro con el cuerpo y tiene una antesala, lo que se va a buscar es que se interactúe con la gente que está en la antesala porque no sería agradable tener la imagen de un cuerpo”.  

Esta plataforma servirá para que las personas puedan sentirse acompañadas por sus seres queridos en ese momento tan difícil. 


El presidente de la Cámara anunció que en una semana o diez días “implementará el sistema como prueba piloto en una sala”. Comentó además, que la Cochería Santa Rita de Puerto Iguazú ya ha buscado la forma de interactuar por intermedio de una pantalla donde los familiares participan dejando mensajes de texto.


Los familiares que quieran acceder al velorio deberán hacerlo a través de un link que provee la funeraria, evalúan los métodos de seguridad para compartirlo y no llegue a manos de personas indebidas y los familiares pasen una situación indeseada. Así es que una de las opciones es que la empresa le entregue la dirección web a la persona que contrata el servicio y ésta se encarguen de compartirlo con quién quiera.

Por la emergencia sanitaria los tiempos de los velorios se redujeron, en la sala velatoria no se permiten personas sin barbijo, las medidas de higiene fueron extremadas y en la sala o en la capilla las cinco personas que tienen permitido el ingreso deben mantener la distancia entre ellas.


“Al principio hubo restricciones severas pero ahora dependiendo de la situación somos más flexibles o no. La mayoría de los casos, las persona fallecen por enfermedades que padecen durante mucho tiempo y la familia el duelo lo tiene por anticipado, esa gente sí entiende lo escaso del tiempo, pero cuando es un fallecimiento traumático o trágico, somos flexibles porque entendemos el dolor de los familiares que no estaban preparados para ese momento”, explicó Melgarejo.


En el caso que una persona falleciera por COVID-19 hay un protocolo a seguir. Los sanatorios u hospitales “tienen la obligación” de comunicar previamente a la empresa fúnebre la causa. Así es que la institución de salud debe colocar el cuerpo en una bolsa estanca (impermeable) de color naranja, previamente esterilizada.

Luego la empresa funeraria retira el cuerpo y los empleados que manipulan a la persona sin vida deben colocarse uniformes de protección e introducirla en otra bolsa higienizada; luego proceden a sepultarla sin velatorio. Sólo puede asistir un único familiar que es el responsable de realizar la documentación. El tipo de sepultura, sea tierra, nicho o cremación es una decisión de los familiares. 

Te puede interesar

Lo más visto

2304346765698305_1

Aldea Perutí: El cacique Ricardo González habló sobre la fiesta clandestina que se realizó en la Aldea y contó que se preparan para celebrar el año nuevo Guaraní 

Redaccion Multimedios Genesis
Provincia 09 de septiembre de 2020

El sábado Gendarmería tuvo que intervenir en una fiesta ilegal que se realizó en la comunidad Guaraní Perutí, ubicada en el municipio de El Alcázar, una de las más grandes de la zona con 178 familias. Participaron más de 300 personas, muchas no pertenecían a la aldea. 

Newsletter