Multimedios Genesis Multimedios Genesis

VIVO1

La inflación de Brasil en 2021 fue de 10,06%, la más alta desde 2015

Mundo 11 de enero de 2022 Redaccion Multimedios Genesis Redaccion Multimedios Genesis
1010x567_inflacion-brasil-403217-102120

La inflación oficial de Brasil en 2021 fue de 10,06%, la más alta de los últimos seis años, más del doble de la meta fijada por el Banco Central, informó este martes el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Los combustibles, la energía eléctrica, los alquileres, el café y el azúcar fueron los principales responsables del salto inflacionario brasileño en 2021.

El avance del Indice de Precios al Consumidor Amplio (Ipca), principal indicador de la inflación en Brasil, es el más alto desde el 10,67 de 2015, cuando el país se encontraba en una severa crisis política, judicial y económica.

El IBGE divulgó el indicador al reportar que la inflación en diciembre fue del 0,73%, mostrando una desaceleración contra el 0,95% de noviembre.

La meta de inflación del Banco Central para 2021 había sido de 3,25% con una tolerancia hasta 5,25%, y fue la primera vez desde 2015 que no se alcanzó la previsión de la autoridad monetaria.

La inflación oficial fue superior al 9,99% que esperaba el mercado financiero.

En 2020, primer año de la pandemia, la inflación oficial había sido del 4,52% en el principal socio comercial de la Argentina.

Con este índice, Brasil es el tercer país del G-20 con mayor inflación, detrás de Argentina y de Turquía.

Según Pedro Kislanov, gerente del IBGE, la nafta acumuló una suba del 47,49% en 2021 mientras que el etanol (alcohol combustible para vehículos, opción más barata) se disparó 67,2%, sobre todo por el aumento del precio de azúcar.

En general los alimentos y bebidas subieron 7,9%, pero los precios que más subieron fueron los del café (50,2%) y el azúcar refinado (47,8%).

Los gastos en el hogar, incluido alquileres y energía domiciliaria, avanzaron 13,05%, mientras que el vestuario subió 10,31%.

Desde septiembre que el Banco Central informó que la meta fijada de inflación no iba a cumplirse, razón por la cual elevó la tasa de interés básica de la economía del 2% en enero a 9,25% en diciembre, con perspectiva de que en 2022, año electoral, se eleve a 11,75%.

El Banco Central eleva el costo del dinero y dificulta el acceso al crédito para reducir las presiones inflacionarias, que según el ministro de Economía, Paulo Guedes, no es apenas de demanda y sí de oferta. (Télam)

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter