Multimediosgenesis Multimediosgenesis

VIVO

Las placas de hielo que sostienen dos grandes glaciares de la Antártida se están rompiendo: ¿por qué es tan grave?

Curiosidades 17 de septiembre de 2020
200414170429-mira-el-colapso-de-un-glaciar-en-camara-lenta-pkg-digital-original-patino-00000000-story-tablet

Imágenes satelitales muestran que dos grandes glaciares en la Antártida sufren daños rápidos en sus puntos más vulnerables. Esto puede llevar a la ruptura de placas de hielo vitales, lo que provocaría consecuencias graves para el aumento global del nivel del mar.

Los glaciares Pine Island y Thwaites, ubicados uno al lado del otro en la Antártida occidental en el mar de Amundsen, hacen parte de los glaciares que más rápidamente cambian en la región. Actualmente, representan el 5% del aumento global del nivel del mar. Los científicos indican que los glaciares son muy sensibles al cambio climático.

Según un nuevo estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences este lunes, los glaciares se están debilitando en sus cimientos. El reporte señala que este daño en las últimas décadas ha acelerado su retroceso y el posible colapso futuro de sus placas de hielo.

Stef Lhermitte, experto en satélites de la Universidad Tecnológica de Delft en los Países Bajos, dirigió el equipo de investigadores. Los científicos utilizaron datos satelitales para documentar el crecimiento de las áreas dañadas de 1997 a 2019. Las imágenes revelaron áreas con muchas grietas y fracturas abiertas en los glaciares.

La rápida pérdida de hielo y el derretimiento de estos glaciares antárticos han sido bien documentados. Sin embargo, el nuevo estudio sugiere que podría producirse una futura desintegración de las placas de hielo que sostienen los glaciares.

«Sabíamos que estos eran gigantes dormidos que perdían muchos kilómetros (de hielo), pero qué tan lejos y cuánto todavía es una gran incertidumbre», dijo Lhermitte. «Estas placas de hielo están en la fase inicial de desintegración, están comenzando a romperse».

El glaciar Thwaites es una de las corrientes de hielo más grandes e inestables de la Antártida. Es una masa gigante de más de 192.000 kilómetros cuadrados, un área similar en tamaño al estado de Florida, EE.UU. o de Gran Bretaña.

Los dos glaciares actúan efectivamente como arterias que conectan la capa de hielo de la Antártida occidental con el océano. En su base hay placas de hielo flotantes permanentes que funcionan como contrafuertes para el hielo que fluye rápidamente detrás de ellas. La región tiene suficiente hielo para elevar el nivel global del mar en 1,2 metros, según la NASA.

¿Qué les está pasando a los glaciares en la Antártida?
El calentamiento de los océanos y la atmósfera inducido por el hombre, debido a la creciente liberación de gases de efecto invernadero, debilita las placas de hielo del planeta.

Este calentamiento aumentó el derretimiento y el desprendimiento (ruptura de trozos de hielo) de los glaciares Pine Island y Thwaites, según estudios. Además, la disminución de las nevadas significa que los glaciares no pueden reponerse.

El daño que encontraron los investigadores apuntó a un debilitamiento de los márgenes de corte de los glaciares en la Antártida. Es decir, áreas en los bordes de la placa de hielo flotante donde el hielo que se mueve rápidamente se encuentra con el hielo o la roca que se mueve más lentamente debajo.

«Por lo general, la placa de hielo actúa como tráfico lento. Flota en el océano pero refuerza el tráfico de hielo detrás de ella», explicó Lhermitte. «Así que si debilitas este lento coche, el hielo se descarga más rápidamente».

Eso es exactamente lo que observaron los investigadores. En ese sentido, creen que estas partes severamente debilitadas del glaciar acelerarán la pérdida masiva de hielo. El estudio argumenta que este proceso debería incluirse en modelos que proyectan el aumento del nivel del mar, de los que actualmente no forma parte.

Los investigadores encontraron que, si bien la ruptura de los márgenes de corte del glaciar Pine Island se ha documentado desde 1999, sus imágenes de satélite muestran que el daño se aceleró drásticamente en 2016.

De manera similar, el daño al glaciar Thwaites comenzó a moverse contracorriente en 2016. Adicionalmente, las fracturas empezaron a abrirse rápidamente cerca de la línea de conexión a tierra del glaciar, que es donde el hielo se encuentra con el lecho rocoso.

Los investigadores advierten que el proceso está creando un ciclo de retroalimentación, donde la plataforma de hielo debilitada acelera el daño a los márgenes de corte vulnerables del glaciar. Lo que a su vez conduce a más daño y desintegración de la plataforma de hielo.

Isabella Velicogna, profesora de Ciencias del Sistema Terrestre de la Universidad de California en Irvine, quien no participó en el estudio, dijo que «con un proceso de debilitamiento de la placa de hielo incluido en los modelos, es probable que la velocidad del glaciar aumente antes y serán de mayor magnitud». «Lo que significa que el nivel del mar aumentará más rápido de lo que se proyecta actualmente», añadió.

Velicogna dijo que hay otros procesos que desempeñan «un papel mucho más importante» en la evolución de los glaciares. Por ejemplo, «la tasa de retroceso de la línea de tierra forzada por un océano más cálido».

Glaciares en problemas
El estudio se conoce después de una investigación publicada la semana pasada, que encontró que los canales profundos debajo del glaciar Thwaites pueden estar permitiendo que el agua tibia del océano derrita la parte inferior de su hielo.

Es probable que las cavidades ocultas debajo de la plataforma de hielo de los glaciares en la Antártida sean la ruta por la que el agua cálida del océano pasa debajo de la placa de hielo hasta la línea de conexión a tierra, dijeron.

En las últimas tres décadas, la tasa de pérdida de hielo de Thwaites y sus glaciares vecinos se ha multiplicado por cinco. Si Thwaites colapsara, podría provocar un aumento en el nivel del mar de alrededor de 64 centímetros.

Y hay más malas noticias para los glaciares del otro lado del mundo. Este lunes, científicos anunciaron que un trozo de hielo de 113 kilómetros cuadrados, aproximadamente el doble del tamaño de Manhattan, se desprendió de la plataforma de hielo más grande del Ártico en el noreste de Groenlandia en los últimos dos años. Este hecho genera temores de su rápida desintegración.

La capa de hielo del territorio es la segunda más grande del mundo detrás de la Antártida. Su derretimiento anual contribuye a un aumento de más de un milímetro del nivel del mar cada año.

Los hallazgos recientes sobre la Antártida muestran que los glaciares se están «debilitando desde todos los ángulos», apuntó Lhermitte.

«La mayor parte del debilitamiento en esta parte de la Antártida proviene de abajo», dijo. «El agua tibia del océano llega a la base (de los glaciares) y los debilita. Lo que observamos es que se debilita tanto que se acelera y una vez que se acelera, los márgenes de corte se aceleran y comienzan a romperse».

Velicogna dijo que la investigación «apunta a otro talón de Aquiles del sistema propicio para un retroceso más rápido y provocado por el cambio climático».

«Parece que cuánto más observamos la evolución de estos sistemas, más razones vemos para que desaparezcan más rápidamente de lo que pensamos», dijo. «Tenemos que actuar rápidamente para controlar el cambio climático para preservar nuestro futuro. El momento de actuar es ahora».



Te puede interesar

Lo más visto

2304346765698305_1

Aldea Perutí: El cacique Ricardo González habló sobre la fiesta clandestina que se realizó en la Aldea y contó que se preparan para celebrar el año nuevo Guaraní 

Redaccion Multimedios Genesis
Provincia 09 de septiembre de 2020

El sábado Gendarmería tuvo que intervenir en una fiesta ilegal que se realizó en la comunidad Guaraní Perutí, ubicada en el municipio de El Alcázar, una de las más grandes de la zona con 178 familias. Participaron más de 300 personas, muchas no pertenecían a la aldea. 

Newsletter