Multimedios Genesis Multimedios Genesis

VIVO1

Muerte de una beba en Pozo Azul: La abuela materna negó posible abuso y asesinato, dijo que su hija mintió y aseguró que la menor falleció por causas naturales

Policiales 04 de mayo de 2022 Redaccion Multimedios Genesis Redaccion Multimedios Genesis
WhatsApp-Image-2022-05-03-at-10-696x392

La muerte de una niña en Pozo Azul que se conoció el sábado estremeció al país. La madre de la menor denunció abuso sexual seguido de muerte y apuntó contra el padre , un joven de 19 años. Hoy la abuela materna aseguró que a su hija «la obligaron a mentir» y que la muerte fue por causas naturales.

El caso tomo relevancia el sábado 30, cuando en primera instancia llevaron a la pequeña de cuatro meses a una farmacia y luego al hospital de Dionisio Cerqueira, en Brasil. Alrededor de las 23:00 horas, falleció en ese centro de salud a causa de graves lesiones, supuestamente compatibles con abusos sexuales.

Los padres aseguraron que nada sabían sobre las causas de su estado de salud, pero más tarde la madre contó supo de las vejaciones el jueves 28, pero estaba bajo amenaza: relató que la beba estaba con sangrado, y que escuchaba llantos y gritos de la criatura mientras ella se bañaba.

Ahora, luego de la detención del acusado como autor del abuso, la aparente familia de la criatura fallecida se comunicó con MisionesOnline.net por lo ocurrido. A través de un mensaje, negaron las violaciones y señalaron que a la madre «la obligaron a mentir», aunque no brindaron mayores explicaciones.

El mensaje:

«Cuando la bebé ingreso al hospital de Brasil, los médicos de allá le dijeron que era meningitis y bronquiolitis y que estaba muy grave. Después llamaron la ambulancia de Irigoyen para hacer el traslado a el Samic de Eldorado, cuando la ambulancia llego allá la bebé falleció y ya le dijeron que era violación. Detuvieron al padre, y la madre de la bebé comenzaron a hacerle amenaza para que mienta que fue un abuso».

Además del texto, enviaron un video de quien sería la progenitora de la beba fallecida, quien reafirma el escrito -hablando en portugués- y asegura que todos aquellos que difunden el hecho lo «pagarán caro», ya que «desconocen la verdad» y sólo ella sabe realmente lo que sucedió.

Con el mensaje adjuntaron también lo que sería el aparente certificado de defunción, el cual figura con sello y datos correspondientes a la República Federativa del Brasil, donde como motivo de fallecimiento de la criatura figura el escrito «muerte natural por causa indeterminada»:

Misiones Online dialogó con Natalia Márquez, abuela materna de la menor, quien aseguró que los médicos y encargados de realizar la pericia en el municipio brasileño de Chapecó, a la hora de entregar a la menor, les dijeron que no falleció por lesiones de abuso, y que por el momento el caso está titulado bajo “causas indeterminadas”. Sin embargo, negó que se trate de un crimen.

La mujer relató el fin de semana trágico que atravesaron, cuando debieron llevar a la niña durante el sábado a la noche al Hospital de Dionisio Cerqueira por un cuadro grave de gripe, de acuerdo a los partes médicos que brindaron a la familia. Debieron aplicarle suero, medicamentos y oxígeno, esperando que reaccionara favorablemente.

Al ver que la situación no mejoraba, contó Márquez, fue en la mañana del domingo cuando “una mujer nos dijo que debíamos buscar un hospital con terapia intensiva donde llevarla”. Allí los familiares se pusieron en marcha para pedir una ambulancia del hospital de Bernardo Irigoyen para trasladar a la menor. Mientras los familiares esperaban en la aduana, los padres recibieron la noticia de que la beba había fallecido.

A los pocos minutos de su defunción, describió la abuela, “los médicos llamaron a los padres para avisarles que había fallecido por abuso, y mi hija se alteró, y negó que eso fuera así; la habían internado por gripe, ella no tenía ninguna lastimadura”. Policías de Brasil llegaron al poco tiempo y detuvieron al padre de 19 años mientras aislaron a la madre para el interrogatorio.

En esa situación, Márquez contó lo que sabía por palabra propia de su hija, y aseguró que las fuerzas policiales “estaban acusando a mi hija y querían saber qué había pasado; la acusaban de que estaba encubriendo a su pareja, y ella les decía que esa violación no había pasado. Empezaron a amenazarla con que si no decía la verdad nos iban a dejar presos”, continuó.

En este sentido, la abuela de la víctima acompañó el relato de su hija, y afirmó que tanto ella como los familiares fueron notificados por los médicos que realizaron la primera autopsia en Brasil, de que la causa de muerte no era por violación.

Frente a los discursos contradictorios que surgieron y la causa penal en torno al padre de la beba acusado, Márquez dijo que deseaban llevar el cuerpo de la menor a Posadas para realizar una nueva pericia.

Sin embargo, para hacerlo deben contar con una autorización legal, donde el abogado de la familia sugiera la necesidad de la segunda autopsia. Por el momento, el padre de la menor continúa detenido, y “no tenemos novedades de si lo trasladaron para Argentina o no, porque no nos dejan verlo, ni siquiera a su abogado”, sostuvo. (Misiones Online)

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter