Multimedios Genesis Multimedios Genesis

VIVO1

Cómo eran los perros hace 20.000 años y cuándo los domesticamos

Los canes ya estaban muy extendidos por el hemisferio norte e, incluso, ya se habían dividido en cinco razas diferentes

Curiosidades 04 de noviembre de 2020
como-eran-los-perros-hace-20-000-anos-y-cuando-los-domesticamos

Siempre se ha dicho que el perro es “el mejor amigo del hombre”, pues resulta que también es el más antiguo. Según un estudio del ADN de los perros, la domesticación de los canes se remonta a hace 20.000 años, antes que cualquier otra especie conocida.

Según este estudio, publicado en la revista científica 'Science', los perros ya estaban muy extendidos por el hemisferio norte hace 20.000 años (en el período posterior a la Edad de Hielo) e, incluso, ya se habían dividido en cinco razas diferentes, que sobreviven hoy en día en América, Asia, África y Oceanía.

Todo comienza en el Paleolítico, cuando, según sostienen los científicos, un puñado de lobos comenzó a seguir a unos cazadores humanos con el fin de lograr los restos de comida que éstos dejaban atrás. 

Separación entre lobo y perro anterior
La fecha exacta de la domesticación se desconoce, aunque el ADN de los animales indica que los perros y los lobos comenzaron a separarse hace entre 25.000 y 40.000 años.

Otra de las incógnitas es cómo y por qué surgió la domesticación de un animal que realmente era un carnívoro salvaje… y bastante aterrador.

Para intentar desvelar más detalles al respecto, investigadores británicos y austríacos han secuenciado el ADN de un total de 27 perros que vivieron hace milenios y cuyos huesos se encontraron en regiones de Europa, Oriente Próximo y Siberia.

Comparando la "genealogía" de estos restos, han dibujado un escenario compatible con el hecho de que los perros fueran domesticados hace al menos 20.000 años, cuando la Tierra sufría las bajas temperaturas del "Último Máximo Glacial".

"Parte de la variación que ves entre los perros que hoy bajan por la calle se originó durante la Edad del Hielo", explica Pontus Skoglund, coautor del trabajo. "Al final de esta época, los perros ya se habían extendido por todo el hemisferio norte".

Una evolución paralela
Hasta cierto punto, los patrones genéticos de los perros reflejan los de los humanos, porque la gente se llevaba a sus compañeros animales cuando se mudaban. Pero también había diferencias importantes.

Por ejemplo, los primeros perros europeos fueron inicialmente diversos, pareciendo originarse de dos poblaciones muy distintas, una relacionada con los perros del Cercano Oriente y otra con los perros siberianos.

Pero en algún momento, quizás después del inicio de la Edad de Bronce, un solo linaje de perros se extendió ampliamente y reemplazó a todas las demás poblaciones de perros del continente. Este patrón no tiene contrapartida en los patrones genéticos de las personas de Europa, algo ante lo que no hay respuesta aún.

Los resultados del estudio sugieren que todos los perros provienen de una sola población de lobos extintos o tal vez de unas pocas muy estrechamente relacionadas. Si hubo múltiples eventos de domesticación alrededor del mundo, estos otros linajes no contribuyeron mucho ADN a los perros posteriores.

Por último, también han demostrado que perros y hombres sufrieron una evolución paralela en su adaptación a digerir el almidón, puesto que ambos portan variantes de genes que permiten su degradación, algo que les permitió beneficiarse de los alimentos procedentes de la agricultura.

max-cumplio-con-exito-su-primera-mision-como-perro-policia-foto-dyfed-powys-police

"Al igual que el ADN antiguo ha revolucionado el estudio de nuestros propios antepasados, ahora está comenzando a hacer lo mismo con los perros y otros animales domesticados. Creo que estudiar a nuestros compañeros animales añade otra capa a nuestra comprensión de la historia humana", apunta Ron Pinhasi, otro de los autores del estudio en declaraciones a BBC.

Muchos animales, como los gatos, probablemente se convirtieron en nuestras mascotas cuando los humanos se establecieron en granjas, hace poco más de 6.000 años. Los gatos probablemente fueron útiles para controlar plagas como los ratones, que fueron atraídos por los residuos generados por los densos asentamientos.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter