VIVONUEVO

WhatsApp Image 2024-06-27 at 11.31.48

Caso Loan: Una trama cada vez más oscura

General 23 de junio de 2024 Redaccion Multimedios Genesis Redaccion Multimedios Genesis
849689-whatsapp-20image-202024-06-22-20at-2021-09-04

La exempleada municipal María Victoria Caillava, su marido, el exprefecto Carlos Pérez, y el comisario que inició la búsqueda del niño, Walter Maciel, pasan a ser los principales sospechados. 

En el décimo día del operativo de búsqueda de Loan Danilo Peña, el niño de cinco años desaparecido en la localidad correntina de 9 de Julio, ya hay seis detenidos, nuevos sospechosos, varios allanamientos, más de 12 mil hectáreas rastrilladas y algunas denuncias sobre su posible paradero. Y lo que es más inquietante, la causa está teniendo un giro que indica que el chico podría haber sido secuestrado, lo cual hizo que la causa pase a la Justicia federal.

Los seis detenidos hasta ahora son Bernardino Antonio Benítez, tío de la victima; Mónica del Carmen Millapi y su pareja Daniel Ramírez; María Victoria Caillava, ex funcionaria de la Municipalidad que estuvo en el almuerzo de la casa de la abuela y que es funcionaria de La Libertad Avanza; así como también su marido, Carlos Pérez, un ex prefecto; y el comisario de la policía local, Walter Maciel, quien inició la búsqueda en los primeros instantes, y autorizó a esta segunda pareja a viajaran fuera de la localidad. 

A lo largo de la tarde trascendieron imágenes donde Caillava era llevada con esposas pero sólo de modo supuesto, ya que cuando ingresaba al patrullero, se podía ver con claridad que se soltaba las manos sin ninguna dificultad.

Horas después del allanamiento a la casa de Caillava y Pérez, la investigación tomó un nuevo rumbo y ahora se maneja la hipótesis de que Loan nunca salió a buscar naranjas. Creen que el nene no caminó más de 100 metros de la casa de la abuela, lo que desmentiría las coartadas de Benítez y los demás acusados. De hecho, la policía confirmó que Carlos Pérez y Victoria Caillava tienen una segunda casa en el campo, ubicada a dos kilómetros fuera del pueblo 9 de Julio, y se busca determinar si los detenidos llevaron a Loan allí el jueves 13 de junio en la noche.

Las únicas dos declaraciones que tuvieron lugar hasta el momento son las de Millapi y Benitez, quienes declararon este viernes ante el fiscal Guillermo Barry en Goya. Según el abogado de la mujer, Jorge Monti, su declaración “va a cambiar el ángulo de la investigación”. En tanto, se espera que en el transcurso de las próximas horas también declare otro detenido, Daniel Ramírez. 

En lo que respecta a Caillava, la Municipalidad del distrito correntino de 9 de Julio resolvió despedirla a partir de su detención realizada la noche del viernes. La decisión fue tomada este sábado por el intendente de 9 de Julio, Hugo Insaurralde, sobre quien se desempeñaba como titular de la Dirección de la Producción de la comuna.

Caillava había estado presente en el almuerzo familiar donde se vio al niño por primera vez, ya que había sido invitada en su calidad de amiga de la abuela de Loan. Su detención se produjo luego de que uno de los perros de la Policía detectara rastros de Loan en dos de los tres vehículos peritados que pertenecían a ella y a su pareja. Poco antes de ser detenida, la mujer aseguró que le "plantaron ropa de Loan". "No puedo creer te juro lo que está pasando, no puedo creer", agregó.

Durante este sábado efectivos policiales llevaron adelante un allanamiento en su vivienda, donde se realizaron excavaciones en el jardín y se registró exhaustivamente el interior de la casa, del cual procedieron a llevarse diversos elementos para analizar en línea con la investigación.

Más sospechosos

Por otro lado, el abogado de los detenidos por la desaparición del menor solicitó que Laudelina Peña, tía de Loan y pareja de Benitez, también sea citada a declarar, quede imputada y detenida. Además, apuntó contra Camila Gómez, otra familiar que estuvo en el almuerzo en el que el niño fue visto por última vez.

En este sentido, el letrado añadió: "En mi criterio, se trata de pruebas de suma importancia, pertinencia y relevancia para esta investigación, sobre todo cuando se podría cotejar falseamientos de la verdad por parte de las personas reflejadas en la fotografía mencionada, en tanto y en cuanto presentaron declaraciones policiales y periodísticas, pudiendo haber incurrido en falso testimonio y falsa denuncia".

Aunque la investigación se expande, la búsqueda territorial comienza a reducierse. Tras rastrillar más de 12 mil hectáreas y no obtener novedades sobre Loan, la Policía de Corrientes es ahora la única fuerza que seguirá con la búsqueda en la zona rural de la localidad en cuestión. "Se sigue, pero más reducido", explicaron desde la fuerza policial de la provincia. 

Denuncias cruzadas

Desde que comenzó la investigación, no dejaron de llegar llamados al 911 y el 134, las líneas de emergencia para denunciar cualquier detalle que colabore con la causa. Fue el caso de la noche del martes, en que un hombre llamó al 911 y denunció haber visto al niño el día que desapareció en la ciudad chaqueña de Resistencia, dentro de una camioneta.

El denunciante informó que se trataba de una camioneta Toyota Hilux color blanca, con vidrios polarizados, que se detuvo en la Ruta Nacional N° 11. Del vehículo habrían descendido un mayor con un menor, que el hombre afirmó que era Loan durante su descripción. Según detalló, el niño vestía una remera azul y jeans, y aparentemente se sentía descompuesto, ya que vomitó en una bolsa.

Otra de las denuncias fue realizada por un parrillero que aseguró haber visto al chico en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú. Esto supuso abrir una nueva arista en la investigación, con la idea de obtener datos respecto a lo informado por el hombre.

De acuerdo con sus declaraciones, fue el jueves de la semana pasada por la noche cuando observó que un auto color gris estacionó y al restaurante ingresaron una mujer, un hombre y un menor. En su relato afirmó que el chico comenzó a inquietarse y cuando un joven mozo se acercó para preguntarle el nombre el niño respondió “Loan”, a lo que el parrillero le repreguntó si dijo “Juan”. “No, Loan”, habría reafirmado el niño.

Una sucesión de hechos confusos

Loan Danilo Peña fue visto por última vez el jueves 13 de junio en el paraje Algarrobal en la localidad correntina de 9 de Julio. Luego de un numeroso almuerzo familiar que tuvo lugar en la casa de su abuela, el niño fue hacia el monte junto algunos familiares y desde esa tarde se encuentra desaparecido.

Según las versiones que trascendieron, el chico habría salido alrededor de las 15 de auqel jueves junto a sus primos a buscar naranjas. Sus familiares regresaron antes del atardecer pero sin Loan. Cuando volvieron, los niños le comunicaron al padre del pequeño que se les habría adelantado. Al ver que el nene no llegaba, decidieron salir a buscarlo.

Ese día, el niño no había tenido clases y, por ese motivo, fue con su padre a visitar a su abuela al campo. Allí fue cuando aprovechó junto a sus primos para salir a recolectar frutas a la hora de la siesta y habrían llegado a una casa abandonada.

Ante la desaparición, el Ministerio de Seguridad de la Nación, en conjunto con el Sistema Federal de Búsquedas de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU), activó el Programa Alerta Sofía, que hace diez días gestiona un gran operativo de búsqueda con el objetivo de dar con el paradero del menor.

“Es muy raro todo. Loan era muy vivo, no se iba a entregar fácilmente, habla mucho. Acá hay algo raro” señaló Mariano, el hermano mayor del niño. “No descartamos nada, pero yo creo que está sano y salvo. Mi hermanito es muy fuerte”, dijo esperanzado.

Por su parte, la madre del chico sostiene que está perdido en el monte, pero que algo más pasó: “Espero que aparezca mi hijo, alguien se lo llevó. No puede ser, no se puede haber perdido, alguien se lo habrá llevado”.

En tanto, la gravedad del caso llevó a la Justicia federal de Goya abrió una causa paralela por el delito de trata de personas. La única pista que da pie a la hipótesis de un secuestro es que a ocho días el pequeño no aparece pese a las más de 12 mil hectáreas rastrilladas tanto en la zona donde fue visto por última vez como en los kilómetros a la redonda.

El niño mide 0,90 metros de estatura, pesa 26 kilos, tiene tez trigueña, cabello castaño oscuro y ojos marrones. Además, posee una cicatriz en la cabeza, justo donde tiene un remolino. Al momento de la desaparición, usaba una remera de fútbol negra, un pantalón y unos botines.

Cualquier dato sobre el menor puede aportarse mediante la web del Ministerio de Seguridad o a través de la línea gratuita Alerta Sofía al 134.

Fuente: Página 12

Te puede interesar
Lo más visto