VIVONUEVO

WhatsApp Image 2024-06-27 at 11.31.48

Condenaron a cinco de los siete acusados por el asesinato de Nicolás D’Amico en Oberá

Policiales 05 de julio de 2024 Redaccion RMM Redaccion RMM

El Tribunal Penal Uno de Oberá dictó sentencia condenatoria para cinco de los siete acusados del asesinato del preventista cárnico bonaerense Nicolás D'Amico, ocurrido en 2015 en la carnicería La Rueda.


Diego Ramón Benegas fue condenado a 24 años de prisión por homicidio simple, mientras que Jonathan Emanuel “Yoni” Gutiérrez recibió una pena de 20 años por su participación necesaria en el crimen. Ambos fueron detenidos inmediatamente y trasladados a la Unidad Penal II.

Asimismo, Gustavo Germán Benegas y Diego Orlando Gutiérrez, hermanos de los principales condenados, fueron sentenciados a 5 años de prisión, y Gustavo Ramón García a 4 años, todos como partícipes secundarios. También fueron alojados en la unidad penitenciaria de Oberá.

Guillermo Andrés Burkiewicz, en cambio, recibió una condena de 1 año en suspenso por haber entregado un arma de fuego a Benegas.

El Crimen y la investigación

El 30 de octubre de 2015, el auto de D’Amico fue encontrado incendiado en el paraje El Chatón, en las afueras de Alem. En el baúl del vehículo se halló el cadáver calcinado del preventista, quien distribuía carne en la Zona Centro para un frigorífico bonaerense.

El mismo día del crimen, D’Amico había estado en la carnicería de Benegas, en la avenida Las Américas de Oberá, donde compartió un asado con los empleados tras la descarga de mercancía. Más tarde, volvió para reunirse con el dueño del negocio y luego desapareció.

La investigación liderada por la jueza Kuznmann concluyó que D’Amico habría tenido una fuerte discusión con Benegas, durante la cual el carnicero y su empleado Gutiérrez lo asesinaron utilizando una barreta.

Inicialmente, la investigación estuvo a cargo de la jueza Selva Raquel Zuetta, quien se inhibió al determinar que el homicidio había ocurrido en Oberá. El caso fue transferido al juez Horacio Alarcón, quien también se apartó debido a un conflicto de intereses familiares. Posteriormente, la causa pasó a la jueza Gauchat, quien liberó a varios de los sospechosos, incluyendo a un aspirante de la Prefectura y un suboficial de la Policía.

Benegas y Gutiérrez trasladaron el cuerpo de D’Amico en su propio coche hasta El Chatón, donde posteriormente le prendieron fuego. La sentencia del Tribunal Penal Uno de Oberá cierra un caso complejo y de alta resonancia en la comunidad.

Te puede interesar
Lo más visto