Multimedios Genesis Multimedios Genesis

VIVO1

Precios congelados: Feletti dijo que en noviembre se sentirá el efecto

Argentina 05 de noviembre de 2021 Redaccion Multimedios Genesis Redaccion Multimedios Genesis
Roberto-Feletti-e1636124990666-750x375

El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, sostuvo que el efecto anti inflacionario de las medias tomadas para frenar la suba de precios “se va a sentir a partir de noviembre”, aunque estimó que el índice de precios de los alimentos podría estar “por debajo del 2,9 por ciento” en octubre, es decir que sería menor al registrado en septiembre último.

“Esperamos que el índice de inflación de alimentos de octubre esté por debajo de 2,9 por ciento”, afirmó el funcionario nacional al ser consultado sobre cuál sería el impacto inmediato que las medidas tomadas por su cartera tendrían en los indicadores de la economía nacional.

Feletti se mostró optimista en cuanto a esos resultados pero, a la vez, fue cauto al hablar de cuáles serían los resultados inminentes de los acuerdos entre el gobierno nacional y las grandes cadenas de supermercados sobre 1500 productos de consumo esencial.

Esta medida, dijo, tendrá un impacto relativo en la medición de los precios de los alimentos del mes pasado que no necesariamente se verá reflejada en el número total: “El índice general de inflación no creo que esté por debajo del 3 por ciento porque hasta la tercera semana de octubre tuvimos presión de precios”, aclaró el funcionario durante una entrevista con Radio 10.

«El control de precios se está cumpliendo bastante bien»

No obstante, “el efecto (de las medidas tomadas para frenar la suba de precios) se va a sentir en noviembre”, aseguró. Y para ello, Comercio Interior dará un paso más: luego de acordar con las grandes cadenas, el lunes próximo se reunirá con los representantes de supermercados regionales, chinos y comercios más chicos para avanzar en un acuerdo que esté en sintonía con el aplicado hace dos semanas.

A pesar de los traspiés con algunas firmas, hasta ahora el control de precios “se está cumpliendo bastante bien”, aseguró Feletti. Y de seguir así las cosas, agregó, “hasta podríamos eliminar la indigencia” porque se “consolidaría una canasta de alimentos accesibles a todos”.

Respecto de las posibles tensiones con los grandes comerciantes, el funcionario también fue optimista en la capacidad de su cartera para descomprimirlas. “Nadie dice que tienen que perder plata. Lo que queremos es que los consumos esenciales estén regulados consensuadamente para que haya un acceso masivo de los ingresos populares”.

“La política de precios tiene que estar relacionada con la política de ingresos. Sino, podemos tener la mejor paritaria, la mejor fórmula de ajuste jubilatorio o mucha inversión social pero si todo eso se drena por los precios estaríamos en un problema serio”, definió.

El precio de los medicamentos

Este fue el criterio con el que el Gobierno también avanzó en un acuerdo con los laboratorios y cámaras farmacéuticas para retrotraer los precios de los medicamentos al 1 de noviembre último y congelarlo hasta el 7 de enero del año próximo.

“Afortunadamente hubo comprensión de las cámaras y el lunes tendría que empezar a ordenarse” el valor de los remedios en todo el país, afirmó el secretario de Comercio, quien interpretó que alimentos y medicamentos son los dos ejes iniciales del trabajo de su cartera para “parar con la aceleración” de precios.

Se trata de dos consumos que son esenciales porque «nadie elige no comer ni no cuidar su salud”, explicó y adelantó que luego de dar los primeros pasos en esos sectores, el área que está bajo su órbita se abobará a otros menesteres.

Parar la suba de precios

“Por supuesto que hay muchas cosas por hacer”, pero “si no se logra aparear una política de precios con política de ingresos, se rompe el equilibrio social”, definió.

En este sentido indicó que el objetivo inmediato fue “parar la suba de precios y crear mejores condiciones para la expansión de la economía” y auguró que, como consecuencia de esas medidas, en las próximas semanas habrá una mejora del consumo.

“Van a ser las primeras fiestas post pandemia y hay una necesidad de las familias por disfrutar de, al menos, un fin de año mejor. No queremos que sientan la frustración de ir a las góndolas y después no poder pagar”, concluyó.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter