Multimedios Genesis Multimedios Genesis

VIVO1

Hoy se conmemora el Día Mundial del Suelo: ¿Cuál es la importancia de tener un suelo sano?

El Día Mundial del Suelo (WSD) se celebra anualmente el 5 de diciembre como un medio para centrar la atención en la importancia de un suelo sano.

Curiosidades 05 de diciembre de 2020 Redaccion Multimedios Genesis Redaccion Multimedios Genesis
images

El Día Mundial del Suelo (WSD) se celebra anualmente cada 5 de diciembre desde 2014, año en el que la ONU designó esta fecha a propuesta de la FAO un año atrás.

Los orígenes de la idea se remontan a 2002 gracias al impulso de la Unión Internacional de Ciencias del Suelo (IUSS), la cual propuso este evento en el marco de la Alianza Mundial por el Suelo, un foro colaborativo surgido ante la necesidad de compartir experiencias sostenibles para recuperar un suelo que pensábamos era un recurso infinito.

¿Por qué el día 5 de diciembre?

Este día fue oficialmente reconocido en memoria del Rey de Tailandia Bhumibol Adulyadej, querido monarca fallecido en 2016 que autorizó oficialmente el acontecimiento y que fue uno de los grandes promotores de esta idea.

En 2016 este día fue oficialmente reconocido en memoria y con respeto por este querido monarca fallecido en octubre de 2016 después de siete décadas como jefe de Estado.

Mantengamos vivo el suelo, protejamos la biodiversidad del suelo

Las plantas nutren todo un mundo de criaturas en el suelo, que a su vez alimentan y protegen a las plantas. Esta diversa comunidad de organismos vivos mantiene el suelo sano y fértil. Este vasto mundo constituye la biodiversidad del suelo y determina los principales procesos biogeoquímicos que hacen posible la vida en la Tierra.

Así, este año la campaña «Mantengamos vivo el suelo, protejamos la biodiversidad del suelo» pretende concienciar sobre la importancia de mantener ecosistemas saludables que garanticen el bienestar humano con una gestión eficiente del terreno. Si no actuamos pronto contra la pérdida de la biodiversidad del suelo, la Tierra perderá suelo fértil, lo que amenazaría la seguridad alimentaria.

Para aportar nuestro granito de arena, la FAO ha preparado una web llena de divertidas iniciativas y material para concienciar y difundir en diferentes plataformas, a la vez que se han organizado multitud de eventos relacionados con la preocupante amenaza de la perdida de biodiversidad del suelo.

¿Sabías que…?

El suelo es un recurso vivo que alberga más del 25% de la biodiversidad de nuestro planeta.
Se estima que sólo el 1% de las especies de microorganismos del suelo se conocen actualmente en comparación con el 80% de las especies de plantas.
Los organismos del suelo pueden descomponer ciertos contaminantes.
Hasta el 90% de los organismos vivos viven o pasan parte de su ciclo de vida en los suelos.

¿Qué podemos hacer?

Para promover la conservación y manejo de los suelos, el Estado tiene que tener un rol primordial a través de políticas para el sector tendientes a conservar el recurso y mitigar los procesos de degradación; también brindar servicios de asistencia técnica que garanticen su conservación y establecer organismos capaces de controlar su uso y manejo.

El sector agropecuario por su parte debe compatibilizar la producción con la conservación del ambiente y los recursos naturales. Por otro lado, la sociedad toda debe ser consiente que los productores agropecuarios tienen una doble responsabilidad: el uso de la tierra y la protección de los bienes y los servicios ecosistémicos, que de ella derivan.

El rol de la educación…

El rol de la educación de niños y jóvenes es crucial para lograr concientización sobre la degradación de suelos y otros desafíos ambientales; es decisivo el papel que juega la información del ciudadano en la sociedad actual. A través de ésta, se prepara a niños y jóvenes para formar ciudadanos informados, críticos y responsables, que puedan tomar decisiones con fundamentos, comprometidos con la conservación de los recursos naturales y la diversidad de servicios ecosistémicos que estos brindan.

A través del conocimiento los niños y jóvenes adquirirán conciencia de su entorno y podrán realizar cambios en sus valores, conducta y estilos de vida, así como ampliar sus saberes para mitigar el deterioro de los suelos y ambiente. Hay que impulsar cambios de procederes y construcción de una conciencia socio-ambiental, destinada a la adopción de nuevos valores sociales.

 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter