Multimedios Genesis Multimedios Genesis

VIVO1

Verano saludable: 6 opciones de helado para preparar en casa

Los argentinos y la fascinación por este alimento. Cómo prepararlo de modo casero y natural.

Cocina 29 de enero de 2021 Redacción Redacción
1jpg

Según el Código Alimentario Argentino aunque parezca un trabalenguas, el helado es el producto obtenido por mezclado congelado de mezclas líquidas constituidas, fundamentalmente, por leche, derivados lácteos, agua y otros ingredientes.

Según un estudio llevado a cabo por la consultora D’ Alessio IROL, el 83,25% de los argentinos consume helado artesanal en las diversas estaciones del año. Asimismo, el 70% de los encuestados afirmó que el helado gratifica y genera endorfinas. En verano, 9 de cada 10 argentinos lo consumen, en primavera 8 de cada 10 y en otoño/invierno, 7 de cada 10.
 
1jpg (1)
El tipo de consumo evoluciona de acuerdo con la estación del año, siendo el verano el momento de los “heavy consumers”, que son aquellos que consumen helado de 5 a 6 veces a la semana.

Como sabemos, el helado tiene una fuerte significación social, su consumo es habitual en reuniones familiares y de amigos, al salir a comer, en salidas a la heladería, al paso en la calle o últimamente a través del delivery en casa debido a los cuidados por covid- 19.

Desde el punto de vista nutricional podemos decir que su composición depende mucho de las versiones elegidas, además el gran problema suele ser la cantidad de helado que comemos en cada oportunidad de consumo, siendo los formatos que más elegimos: ¡el pote de 1 kilo, el de ¼ kilo o el cucurucho!

Qué nos aporta este alimento?


Los de agua o sorbetes: habitualmente tienen como principal componente agua, azúcar (que brinda sabor dulce y energía) y frutas que aportan dulzor, vitaminas, minerales y fibra. Además, los comprados pueden contener colorantes artificiales

Los helados de leche: son elaborados a base de leche, que aporta proteínas de alto valor biológico, calcio, grasa (que difiere en cantidad según el porcentaje de grasa de la leche utilizada) y azúcar.

Los helados a base de crema: son las cremas heladas o helados de crema, que se elaboran a base de leche y son adicionados además con crema de leche y/o manteca que aumentan el aporte de energía y el contenido de grasa y colesterol.

Por supuesto, según la materia prima y los agregados (frutos secos, chocolate, confites, entre otros) que se utilicen en su elaboración, las características nutricionales variarán. Algunos, por ejemplo, contienen huevo que provee proteínas de alto valor biológico, vitaminas y colesterol.

Además, aquellos helados que se consumen con cucurucho poseen mayor cantidad de hidratos de carbono, azúcares y grasas, aumentando el valor energético total del mismo.

Todos los helados suelen aportar cantidades significativas de azúcar, razón por la cual se recomienda tener un consumo más esporádico de este alimento o bien elegir los helados de bajo contenido de azúcar o elaborar tus propios helados conociendo la cantidad de azúcar que utilizás, incorporando mayor cantidad de fruta natural para dar sabor dulce o bien sumando pequeñas cantidad de edulcorante como el 100% estevia. Recordá que lo ideal es que vayas acostumbrando a tu paladar a consumir cada vez menos cantidad de azúcares y edulcorantes agregados.

1jpg (2)

Combinaciones para hacer palitos de helado


Frutillas y naranja: 300 g. de frutillas, 150 cc. de jugo exprimido de naranjas

Frutos rojos (arándanos, moras, frambuesas) o frutillas, banana y naranja: 200 g. de frutillas, 100 g de banana, 150 cc jugo exprimido de naranjas

Banana y naranja: 200 g de banana, 250 cc de jugo exprimido de naranjas

Frutos rojos o frutillas, naranja y kiwi: 200 g. de frutillas, 100 g. de kiwi, 150cc. de jugo exprimido de naranjas

Frutillas y leche: 300 g. de frutillas, 150 cc. de leche o yogur

También podés agregarle unas cucharaditas de semillas de chía que les dará consistencia y un toque especial y nutritivo. Tené en cuenta que las cantidades son orientativas y dependen del tamaño de tus moldes.

Preparación
En una procesadora o licuadora, procesá las frutas (de cada opción que te compartí arriba) cortada groseramente, el jugo exprimido y el endulzante que elijas. Lo ideal es que sean unas gotas de 100% estevia o que no lo endulces. Volcá el contenido en los moldecitos que elijas y colocalos en el freezer por 4 a 6 horas.

Por Guadalupe Benavídez

(*) Lic. en Nutrición, Coach de Salud y Profesional Gastronómico.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter